ATRAS

¿Qué significa Kajuyalí?

LA LEYENDA DEL HÉROE KAJUYALÍ

Kajuyalí el Joven Guerrero

Cuenta la leyenda que en una ocasión el cacique Kamunitzali consultó a la Diosa del Cielo pidiéndole que le diera claridad frente a lo que debía hacer cuando tenía que enfrentarse con sus pueblos hermanos del Río Orinoco.

Con el tiempo, esta se enamoró de Kamunitzali y trajo al mundo un hijo: una promesa de unidad para el pueblo Achagüa. Un héroe que desde joven busca hacerse un líder digno de reemplazar al poderoso Kamunitzali.

Nace de Kamunitzali y de la Luna en medio de una batalla cuando una noche daba luz a los guerreros. Ella parió un hijo humano que guardaba sus rasgos de personalidad. Curioso, soñador y romántico. Además de puntual, caprichoso, intenso y laborioso. Un gran prospecto de líder que debía superarse a sí mismo y a los fantasmas que llenaban su corazón de soberbia y maldad.

Kajuyalí crece en casa de su padre en la tribu Achagüa y a falta de una madre presente se le asigna un gran maestro llamado Siwakalai quien lo acompaña y lo influencia de una generosa sabiduría a partir de aventuras y vivencias que lo retan para ser un héroe ejemplar para su pueblo.  Su amor es Tzamaní a quien espera poder desposar algún día.

Su pueblo vive en los valles Oriental y Occidental del río Orinoco  (Yalí y Kaju respectivamente) donde por siglos se pelearon batallas que llenaron de odio y venganza a ambas partes. Con la ayuda de la luna quien medió para la paz, Kamunitzali fue capaz de unificar los pueblos que cesaron sus guerras y las convirtieron en un ritual de batalla donde cada año en vez de muertos había perdedores. Quien ganaba portaba el tótem de la victoria y elevaba sus banderas al cielo que le daban el derecho a las mejores cosechas del año.

Kamunitzali en persona realizaba los entrenamientos de jóvenes de ambos bandos quienes después de ser evaluados se preparaban para intensas jornadas en las que demostraban su capacidad como guerreros.

Los Yalís son reconocidos como guerreros de sangre. Su color rojo hace referencia a la sangre que nutre el corazón de un guerrero. A su vez, los Kajus son reconocidos como guerreros de corazón. Su color azul hace referencia a la pasión necesaria para alcanzar la victoria.. Kajus y Yalís por ende no pueden ser separados.

Las 12 leyendas de Kajuyalí están cargadas de aventuras donde se acerca peligrosamente a la muerte y donde su maestro Siwakalai a través de sus caprichosas preguntas construye el conocimiento necesario para que se desarrolle el liderazgo necesario para ser un gran cacique para su pueblo.

En las noches, alrededor del fuego, la tribu Achagüa celebra la existencia de este héroe hijo de Kamunitzali al observarlo en la constelación de Orión. Cada una de sus estrellas visibles describe un guerrero y enumera las hazañas del héroe.